Todos ellos son objeto de frecuentes revisiones, en las que se controla la porosidad del parapente, longitud de los cordinos, revisiones de motor, etc. Y cada cierto tiempo se efectúan otras revisiones más exhaustivas de porosidad, de longitud de los cordinos…

Los paramotores y paratrikes pasan otras revisiones al cumplir unas determinadas horas de vuelo y cada año se les realiza un ‘overhaul’, en el que se desmontan prácticamente en su totalidad y se vuelven a montar, con el fin de revisar soldaduras, motor….

Y lo más importante: podemos decir que prácticamente todos los años renovamos nuestros equipos de parapente biplaza y los equipos de los alumnos, adquiriendo material nuevo.